¿Por qué las mascotas disminuyen el estrés? 

El estrés es una respuesta fisiológica y psicológica que surge cuando una persona percibe una situación como amenazante o abrumadora para sus recursos y capacidades. Esta reacción puede manifestarse de diversas formas, incluyendo síntomas físicos como cefalea y fatiga, así como síntomas emocionales como ansiedad, irritabilidad y depresión. Conoce en este artículo cómo las mascotas influyen en el bienestar de los jóvenes universitarios.  

En general, los estudiantes pueden experimentar estrés debido a múltiples factores como la presión académica, las expectativas sociales, la carga de trabajo excesiva y la falta de tiempo para el descanso y el ocio. 

Los estudiantes de medicina enfrentan una enorme cantidad de estrés debido a la necesidad de asimilar una vasta cantidad de información en un período de tiempo limitado. El currículo de medicina abarca desde la anatomía y fisiología hasta la farmacología y la medicina clínica, lo que puede resultar abrumador.  

Esta presión para adquirir conocimientos rápidamente lleva a muchos estudiantes a experimentar altos niveles de ansiedad y agotamiento. Además, el entorno académico competitivo, con evaluaciones constantes y exámenes rigurosos, contribuye significativamente a este estrés. 

En medio de estas demandas académicas, los estudiantes también enfrentan desafíos personales y familiares que pueden intensificar su nivel de estrés. La necesidad de equilibrar la vida universitaria con responsabilidades fuera del campus, como cuidar de familiares o mantener relaciones personales, puede añadir una capa adicional de presión emocional. Esta complejidad en la gestión del tiempo y las expectativas múltiples puede impactar significativamente en el bienestar general de los estudiantes. 

Además del desafío académico, los estudiantes de medicina deben cumplir con requisitos prácticos como rotaciones clínicas, prácticas en hospitales y simulaciones médicas. Estas actividades no solo demandan mucho tiempo, sino también habilidades interpersonales y capacidad para manejar situaciones de alta presión 

Balancear estas responsabilidades prácticas con las exigencias académicas puede resultar en una carga emocional considerable, afectando el bienestar mental y físico de los estudiantes. 

Existen diversos métodos para manejar el estrés diario, y uno de los más efectivos es tener una mascota. Especialmente perros y gatos pueden proporcionar compañía y apoyo emocional constante, reduciendo la ansiedad. La interacción con las mascotas, como acariciarlas o jugar con ellas, puede liberar oxitocina, una hormona asociada con la disminución del estrés y la promoción de sentimientos de bienestar. Además, fomentan hábitos saludables como salir a caminar regularmente, lo que contribuye a mejorar el estado de ánimo y proporciona una sensación de propósito y rutina. 

Las mascotas ayudan a reducir la sensación de soledad, especialmente durante las horas nocturnas. Su presencia reconfortante puede aliviar sentimientos de aislamiento y proporcionar compañía constante. Además, estudios realizados por el NIAAA (Instituto Nacional sobre Abuso de Alcohol y Alcoholismo) indican que los estudiantes universitarios con mascotas tienden a consumir menos alcohol, optando por formas más saludables de manejar el estrés y socializar. 

Te podría interesar: Visita virtual: la nueva oferta de los museos 

Al reconocer estos beneficios, muchas universidades han adoptado políticas pet-friendly, permitiendo mascotas en el campus para mejorar el bienestar emocional de los estudiantes. Esta iniciativa crea un ambiente más amigable y acogedor, ayudando a los alumnos a manejar mejor la presión académica y a sentirse más acompañados durante su formación. 

Es fundamental valorar la importancia de las mascotas en la vida de los estudiantes de medicina, quienes enfrentan situaciones estresantes durante su formación académica. La compañía de una mascota no solo proporciona amor, sino que también actúa como un aliado poderoso en la reducción del estrés y la promoción del bienestar emocional 

Comprender estos beneficios puede ayudar a implementar estrategias efectivas para apoyar a los estudiantes en su desarrollo académico y personal, mejorando su salud mental y calidad de vida en general.

Además, las investigaciones indican que las intervenciones basadas en mascotas pueden tener beneficios terapéuticos significativos en entornos educativos y de atención médica. Por ejemplo, la presencia de mascotas en hospitales ha demostrado reducir los niveles de estrés en pacientes y personal médico.  

En términos de desarrollo personal, la responsabilidad de cuidar de una mascota enseña a los estudiantes habilidades importantes como la organización, la empatía y la gestión del tiempo. Estos aprendizajes son transferibles y pueden beneficiar su carrera profesional futura, especialmente en campos relacionados con el cuidado y la atención a otros seres vivos. 

La presencia de mascotas en la vida de los estudiantes de medicina no solo ayuda a mitigar el estrés asociado con la rigurosa formación académica, sino que también promueve el bienestar emocional y físico. Al implementar políticas pet-friendly en entornos educativos y de salud, podemos mejorar significativamente la calidad de vida y el éxito académico de los estudiantes, creando comunidades más compasivas y resilientes. 

¿Te gustaría que nuestra universidad tenga políticas pet-friendly? 

 Escrito por Daniel Herrera Albán, Docente/Coordinador de Laboratorios y Clínica de Simulación- FACSBH.Universidad Indoamérica.

Stephanie Portero Pérez, estudiante de Medicina, Universidad Indoamérica.

¡No te vayas sin calificar nuestro artículo!

Total 21 Votos
0%

Tell us how can we improve this post?

+ = Verify Human or Spambot ?

Anterior
Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.